Ideas utiles

9 trucos para mantener la comida fuera de la sartén

Pin
Send
Share
Send
Send


No es ningún secreto que trabajar en la cocina trae más problemas a la hora de limpiar. Una sartén quemada puede añadir dificultad.

Cocinamos y limpiamos la cocina varias veces al día y a menudo toma mucho tiempo y esfuerzo.

Aquellos que aman cocinar, conocen docenas de secretos gastronómicos que les hacen la vida más fácil, pero otros, por regla general, solo tienen dificultades y estrés.

Por ejemplo, al lavar platos a menudo es difícil eliminar el exceso de grasa y los alimentos que se adhieren fácilmente a la sartén.

Además, no hay nada peor que pasar mucho tiempo preparando un plato para que, al final, se queme con fuerza en el fondo de la sartén.

Para ayudarlo a evitar estos problemas, hoy dedicamos nuestro artículo 9 a trucos curiosos que lo ayudarán a evitar quemar alimentos. Grabar

1. Utilizar aceite de oliva.

Una pequeña cantidad de aceite en el fondo de la sartén es una de las formas más efectivas de evitar que los alimentos se quemen.

Vierta un poco de aceite en la sartén, extiéndalo uniformemente con una toalla de papel para cubrir todo el fondo.

Antes de comenzar a freír, debe esperar hasta que la sartén esté caliente (por supuesto, no antes de que el aceite comience a quemarse).

2. Agrega un poco de sal

Si la bandeja está hecha de aluminio, quema los alimentos más fácilmente porque es un material poroso.

Para evitar esto, debes aplicar una capa delgada de aceite de girasol y agregar un puñado de sal, extendiéndolo sobre toda la superficie.

Trate de no exagerar con sal, ya que puede empeorar el sabor de los alimentos. Si siente que ha vertido demasiado, elimine el exceso con una servilleta antes de que la sartén se caliente.

3. Usa vinagre de manzana

El aluminio y otros materiales porosos deben estar "sellados" antes de comenzar a cocinar, para que los alimentos no se peguen.

Una buena opción es cubrir el fondo con aceite y, después de calentar, agregar un poco de vinagre.

Debería evaporarse completamente a fuego lento antes de comenzar el proceso de cocción.

4. Usar mantequilla natural.

El aceite natural contiene nutrientes importantes para nuestro cuerpo y los compuestos oleosos facilitan la tarea de cocinar sin quemar.

Dependiendo de su origen, el aceite puede ser una fuente de ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Use una cucharadita pequeña de mantequilla para engrasar la sartén antes de cocinar huevos revueltos, salchichas y croquetas.

Para evitar que se quemen, no sobrecaliente la sartén y agregue una pizca de sal.

5. Evite usar palas y cucharas de metal.

Si está cocinando en una sartén con un revestimiento antiadherente, no debe usar cucharas o espátulas de metal, ya que pueden dañar el revestimiento y esto acelera el desgaste.

En su lugar, puede comprar palas de madera, así como las hechas de nylon o plástico, que no rayan la superficie y, por lo tanto, evitan que los alimentos se peguen.

6. No utilice esponjas de metal.

Tal alambre o simplemente esponjas duras pueden agrandar los poros en las bandejas de aluminio y rayar el recubrimiento en el antiadherente.

Use esponjas o cepillos suaves para mantener sus cacerolas en buenas condiciones.

7. Evite guardar las bandejas una en la otra.

Si tiene sartenes de teflón, nunca los guarde entre sí. Este material es muy sensible a cualquier contacto y puede dañarse fácilmente durante dicho almacenamiento.

8. Seque bien la sartén antes de guardarla.

Una vez que haya lavado las cacerolas, deje que se sequen al aire libre antes de guardarlas en un armario.

La humedad residual puede causar moho y, debido a esto, los productos pueden comenzar a quemarse.

9. Engrasar siempre la sartén.

La clave principal para garantizar que los alimentos no se peguen a la sartén, es lubricar su parte inferior con una pequeña cantidad de grasa o aceite.

Si nota que la sartén está seca nuevamente, agregue una pequeña cantidad de aceite y distribúyala a lo largo del fondo, inclinando la sartén.

Siga estos sencillos consejos y verá que puede cocinar sin ningún esfuerzo adicional, ya que sus productos ya no se queman en la sartén.

En este caso, no solo obtendrá excelentes y sabrosos platos, sino que también ahorrará tiempo al lavar los platos y sus sartenes se verán perfectos, sin un solo punto.

Pin
Send
Share
Send
Send