Ideas utiles

¿Qué es el mal corte de queso de la tienda, o 6 reglas, cómo encontrar productos realmente sabrosos en los estantes?

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Qué podría ser más fácil que ir al supermercado para comprar comestibles?

Parecería, encontrar el producto correcto, pagar en la caja - listo.

Pero, de hecho, en cada paso de la tienda, los consumidores crédulos esperan trampas, colocadas por expertos en marketing.

Cómo no quedar atrapado - en la revisión a continuación.

1. No creas en colores brillantes.

Para dar a los productos un color más saturado, a menudo se usan tintes especiales.

Las frutas y verduras de forma ideal y colores brillantes están probablemente repletas de nitratos y otras sustancias no beneficiosas. Muchos se han acostumbrado a esto. Pero se olvida el hecho de que la carne y el pescado pueden parecer poco naturales en el mostrador. La iluminación puede hacer maravillas, y un trozo de lomo será mucho más apetecible bajo el cristal de lo que realmente es. Pero con el pescado más interesante, hay formas con la ayuda de colorantes para alimentos para darle un tono más brillante. ¿Lo necesitas? Naturalmente no. Por eso es mejor dar preferencia al color natural.

2. leer etiquetas

El queso en realidad puede ser un producto de queso.

Lea atentamente toda la información que indique el fabricante. Preste especial atención a lo que está escrito en letra pequeña. Ahora hay una gran cantidad de productos que contienen leche, en lugar de queso, a los clientes se les ofrece un producto de queso, en lugar de carne - sustitutos de soya. El costo de los bienes generalmente tiene que ser alarmante, si es varias veces más bajo que los análogos, entonces es muy probable que tenga un sustituto en sus manos que se parezca al original en apariencia.

También es importante prestar atención a la fecha de vencimiento. Recuerde que los productos más frescos siempre están en la última fila, es importante que la tienda implemente, en primer lugar, aquellos cuya vida útil está terminando. Por lo tanto, no sea perezoso para revisar varias unidades antes de hacer su elección. Esto es especialmente cierto en el caso de los productos perecederos cuyo período de venta es de varios días (productos lácteos, panadería y otros).

3. Diga "¡No!" cortando

El corte se puede hacer a partir de productos añejos.

Antes de sacar el corte del estante, piénsalo dos veces. Si el embalaje se fabrica en fábrica, lo más probable es que el contenido del paquete sea nuevo. Pero si ya está cortado y empaquetado en la tienda, puede haber opciones. Quizás fue un trozo de queso, no la primera frescura, de la cual se cortó el borde mohoso. Nadie es inmune a esto, los supermercados necesitan vender de alguna manera productos obsoletos. Si no desea pasar tiempo en casa para cortar, solicite este servicio en el supermercado, pero de esta forma puede hacerlo con usted a partir de toda la pieza.

4. El empaque es importante.

El empaque deformado es una señal de que el producto ha sido almacenado o enviado en violación de las reglas.

Muchos compradores rara vez prestan atención al embalaje de los productos. Una pequeña caja rota, una abolladura en una lata, parece ser una tontería. De hecho, todas estas deformaciones indican una sola cosa: los productos se almacenaron incorrectamente o violaron las condiciones de su transporte. Deseche la adquisición, busque una que esté completamente intacta.

5. No dude en inspeccionar las mercancías.

Una mala idea es pagar por el agua a costa de los mariscos.

No hay nada de malo en pedir una mirada más cercana al producto y ... rechazar tomarlo si no te gusta. Esto es mucho mejor que la decepción al volver a casa. Por cierto, recuerde, si hay demasiado hielo y glaseado en los mariscos, es posible que se hayan congelado nuevamente (y esto no es nada útil). Además, al comprar un producto de este tipo, se paga por el agua al precio de los langostinos. Definitivamente esa no es la mejor opción, ¿estás de acuerdo?

6. Estar alerta en el departamento de cocina.

No todas las ensaladas del departamento de cocina son igualmente útiles.

¿Qué pasa con muchos bienes que no se venden a tiempo? Así es, se convierten en ensaladas, pizzas y otras golosinas culinarias. Al decidir sobre la compra de alimentos preparados, prepárese mentalmente para el hecho de que no se prepara a partir de productos seleccionados.

Por razones de seguridad, prefiera las ensaladas sin mayonesa (se deterioran rápidamente), los platos sin aderezos de ajo y una gran cantidad de perejil (por lo general, enmascaran un olor rancio). Además, recuerde que las ensaladas de pescado y carne son siempre una zona de riesgo, por lo que es mejor elegir platos de verduras frescas o en escabeche.

Pin
Send
Share
Send
Send